El Real Madrid está en Brasil para fichar a Neymar, según indica la prensa brasileña. Como el Santos no quiere negociar el club estaría dispuesto a pagar 45 millones de euros, su cláusula de rescisión, por lo que sólo quedaría llegar a un acuerdo con el jugador, que quiere cobrar más de 6 millones de euros por los impuestos que hay en España. La posibilidad de incorporarse en 2012 tras la disputa del Mundial de Clubes es innegociable para el club español por lo que… ahí está la principal dificultad para cerrar el acuerdo.