Si los seleccionadores, capitanes y periodistas que votan y deciden el Balón de Oro tuvieran el mismo gusto que los aficionados… Neymar sería ahora mismo el máximo favorito. Aunque los votos no tengan carácter vinculante… ¡Vota!