“El Santos tiene todo lo que hace falta para ganar cualquier torneo en el que participe, pero por desgracia se nos escapó la victoria. El corazón de la celebración del gol era para los aficionados. Espero seguir jugando en Brasil durante mucho tiempo”, las últimas palabras de Neymar.